¿Debo quedarme o debo ir: la etiqueta de abandonar a sus hijos fuera de la fiesta

cumpleañera

Tome el ejemplo de los otros padres- se les pegaba alrededor o dejar a sus hijos fuera y dejando?

¿Debo permanecer o debo ir: Etiqueta de abandonar a sus hijos fuera en la fiesta

No siempre existe una estrategia fácil para saber qué hacer acerca de su hijo invite a un amigo de fiesta de cumpleaños. A pesar de que por lo general hay una manera correcta y una manera incorrecta de manejar la situación, no siempre está claro que es el que - especialmente en lo que los niños maduran. Para la mayoría de los partidos, habrá pistas que puede seguir para asegurarse de que está sosteniendo a su fin y no ofender a nadie inadvertidamente. En caso de necesidad, basta con ver de esta manera: Si se revirtieron sus posiciones, ¿qué le gustaría un compañero de los padres para hacer? Tenga esto en cuenta, incluso si no se les proporciona una orientación clara, y no te equivocarás.

Materia Edad

Es probable que no saborear la idea de acorralar a un grupo de niños pequeños todo por ti mismo, por lo que no espera que los padres de alojamiento a, tampoco. Si usted es el padre de un niño, planear en asistir a las festividades y ayudar un poco. Usted probablemente querrá de todos modos. Esta es una cortesía, y va también le dan la oportunidad de socializar con otros padres acerca de las pruebas y triunfos de la paternidad.

Hay un problema de madurez aquí, así que las actitudes pueden variar de la edad es suficiente para un niño en edad preescolar de edad para asistir acompañados. En caso de duda, pregunte. También es una buena idea preguntar antes de traer a sus hermanos más pequeños, ya que no puede permitirse una niñera o no quiere dejarlos atrás. Esto no es un twofer, y tener hijos más jóvenes en la fiesta puede crear una interrupción innecesaria la anfitriona no apreciará.

Compruebe la invitación cuidadosamente

Invitaciones mayo sofá los hechos en la redacción de usar, pero las cosas meollo de la cuestión es probablemente allí de todos modos. Si la invitación dice además padre o padres la bienvenida, esto generalmente significa que se espera que usted participe. Si usted no puede encontrar las claves importantes en el texto de la invitación, preguntar. Si usted es reacio a pedir por una razón u otra, acompañar a su hijo en el partido y tocar de oído desde allí. Si estás cortésmente liberado de cualquier participación adicional, tomar un par de horas libres y regresar en el tiempo acordado.

Mantenga temperamento de su hijo en la Mente

A pesar de que algunos padres pueden considerar suficiente un período de cinco años de edad madura para asistir a una fiesta de cumpleaños sin acompañante, a esa edad, su hijo puede sentirse inseguro o asustado sin ti alrededor, especialmente con toda la emoción asociada a estas salidas. Si alguna vez has visto a un niño completamente asustado por un payaso, usted sabe lo que queremos decir. Usted es el que está en la mejor posición para saber cómo su hijo se comporte, por lo que incluso si la invitación no sugiere expresamente su participación, y usted puede saber de otros padres que no asisten, discutir la situación con el anfitrión. No mamá o papá de alojamiento quiere lidiar con un niño llorando o abatido el día feliz. Quedarse con su hijo puede ser adecuado para su situación, y el anfitrión o anfitriona bien podría apreciar la ayuda adicional.

Se puede tomar un poco de trabajo detectivesco suave, pero normalmente se puede descubrir el enfoque correcto. La clave aquí es anticipar lo que el anfitrión tiene en mente y asegúrese de que funciona para el nivel de madurez de su hijo. Si usted piensa que esto puede ser una "mamá al rescate" ocasión, a continuación, hacer consultas y ajustar su horario en consecuencia.

¿Sabías?

Si usted está planeando una fiesta de cumpleaños de su cuenta, trate de tomar el enfoque ecológico y enviar correo electrónico en lugar de invitaciones caracol electrónico. Sitios como evite.com le ayudará a organizar un envío gratuito.


» » ¿Debo quedarme o debo ir: la etiqueta de abandonar a sus hijos fuera de la fiesta